. . .

Huelva capital. Plaza de las Monjas. Viernes noche. Un grupo de cinco personas, estudiantes de la Universidad de Huelva, intentan acceder a un conocido bar de copas, pero se les veta la entrada. ¿Cuál es el problema? Pues que esas cinco personas son de nacionalidad china, y parece que el pánico por el coronavirus ha llegado hasta el mismo centro de Huelva. ¿O es solo racismo?

Según testigos presenciales, que posteriormente se sumaron a las reclamaciones interpuestas por estas cinco personasno había ninguna razón objetiva para denegarles la entrada al local, ya que todos los integrantes del grupo podían identificarse, tenían sus permisos de residencia, y superaban la edad legal establecida para el acceso.

Por ello, estos ciudadanos chinos han denunciado discriminación y, además de interponer las hojas de reclamaciones en el propio establecimiento, se estarían planteando continuar el litigio e interponer una denuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close